El desafío invernal: Cómo enfrentarse a las enfermedades respiratorias

El invierno trae consigo un aumento significativo en la incidencia de enfermedades pulmonares. La combinación de temperaturas frías, aire seco y la circulación de virus respiratorios crea un entorno propicio para microorganismo como los virus ( el SARS-COV2, la Gripe o el Virus Respiratorio Sinictial) y las bacterias (como el Neumococo o el Haemophilus influenzae) que condicionan un augmento de infecciones respiratorias. En aquellos enfermos de riesgo (con patología pulmonar previa como EPOC, Asma o fibrosis) una infección puede conllevar un ingreso hospitalario.